martes, 24 de mayo de 2011

El amor.


A veces lo sientes, a veces no. A lo mejor quieres a alguien pero tu amor no es correspondido, a veces le gustas a alguien pero a ese alguien a ti no te gusta. Así es el amor, con sus grandes cambios que nos hacen cambiar nuestros sentimientos hacia esa persona. El que nos entra en el corazón y nunca sale de ahí, cuando decimos que se va, NO SE VA, se queda, pero en un pequeño rincón, para que recordemos ese amor siempre. Siempre, se siente sus maripositas en el estómago, casi siempre al verle... Cuando os cruzáis las miradas tu corazón se acelera, pero aún mas cuando te habla y sientes su dulce voz tan cerca. La mayoría del tiempo piensas en esa persona, y a veces, hasta llegas a deprimirte, incluso llorar. Cuando menos te lo esperas llega el amor, en un instante. Pero el amor a veces no es lo que pensamos, cuando sientes el amor por alguien, cuando lo quieres de verdad, se demuestra de verdad. Pero las cosas son difíciles, y el amor nos suele dar la persona no correspondida. Por lo cual, lo pasamos mal, cambiamos de estado de ánimo, incluso de forma de ser... Yo lo he vivido, pero se me fue pasando, y volví a ser la que era, la misma chica alegre de siempre. A veces, lo mejor es no querer a alguien, yo pienso, que cuando llegue mi amor de verdad... llegará

No hay comentarios:

Publicar un comentario